La depilación en el embarazo

Durante el embarazo el “boom” hormonal puede afectar, entre otras cosas, a la cantidad y calidad del vello corporal. Algunas mujeres sufren un incremento significativo del vello, especialmente en zonas corporales donde antes no tenían, como la tripa, la cara y los brazos.

La hormona progesterona es la responsable del crecimiento del vello corporal durante esta etapa. Después del parto, los niveles hormonales se estabilizan y cualquier alteración en el crecimiento del vello vuelve a la normalidad. Pero mientras tanto la depilación en el embarazo es, en general, una práctica segura para el feto.

A algunas mujeres les preocupa que determinadas técnicas depilatorias, como la electrodepilación o las cremas (que contienen muchas sustancias químicas) puedan perjudicar el desarrollo del bebé. Y es cierto que algunos métodos de depilación no son recomendables durante la gestación, tanto por el riesgo que suponen para el bebé como por los inconvenientes que conllevan para la madre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>